México. A dos años del triunfo su triunfo electoral, el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador sigue sin plantear una estrategia con iniciativas para garantizar la seguridad e integridad de las mujeres en temas como violencia de género.

Por si fuera poco, el Gobierno de la Cuarta Transformación se ha empeñado en dejar claro que las iniciativas con perspectiva de género no son prioridad, pues en los discursos se pone por delante el tema del combate a la corrupción y la eliminación de la desigualdad social y económica.

Cabe mencionar que al respecto, expertos en políticas públicas han señalado que el tema de la corrupción “no está peleado con las problemáticas de las mujeres”, pues también se ven afectadas por los “focos rojos” en el entorno social, laboral y familiar.

A inicios de febrero del año pasado, el presidente López Obrador anunció la cancelación del programa de estancias infantiles, argumentando que existían casos de corrupción e irregularidades con la entrega de los apoyos a las estancias, por lo que optó porque se hiciera la entrega de apoyos económicos directos a padres y madres de familia.

En respuesta, organizaciones feministas explicaron la problemática en torno a la decisión de la eliminación de apoyos en programas de estancias infantiles, siendo que esto afectaría principalmente a mujeres con trabajas informales y sin acceso a guarderías de IMSS o el ISSSTE.

Un mes después, el Primer mandatario dijo que era necesario limitar los apoyos a mujeres víctimas de maltrato a través de organizaciones de la sociedad civil en programas que plantean el objetivo de proteger a las mujeres víctimas de violencia de género en un país que, entonces registraba 861 feminicidios en el año.

Por su parte, activistas y organizaciones feministas denunciaron que la medida implementada por el gobierno de la 4T pondría en riesgo a más de 20 mil mujeres que residen en estos centros de apoyo, huyendo de la violencia en sus núcleos familiares.

“Los refugios restituyen derechos, previenen feminicidios es inadmisible que un oficio pretenda suspender un acto legislativo de asignación, además etiquetada, del presupuesto 2019”.

Un año después, el gobierno de AMLO no plantea inciativas en pro de los derechos de las mujeres

Ya en el presente año, a finales de febrero, López Obrador decidió quitar a las mujeres un bien en cuanto a sus necesidades de salud, eliminando el financiamiento a la Fundación de Cáncer de Mama, asegurando que las mujeres tendrían seguimiento en hospitales públicos.

Tal decisión, provocó que decenas de mujeres integrantes del Fucam se manifestaran en contra de la decisión del presidente, pues muchas de ellas, según explicaron, no contaban con apoyos ni atención en el Insabi o por parte de la Secretaría de Salud.

Por su puesto, el Primer Mandatario sostuvo un discurso en el que recalca que con la estrategia de eliminación de apoyos se terminaría con la corrupción y los abusos en la prestación de servicios o subrogación.

Otra de las muestras de la falta de interés del presidente de la República ante las problemáticas de género, es la falta de políticas para combatir los feminicidios en el país; lo que se ha visto reflejado en las veces en que prioriza cualquier otro tema, sobre el contexto de las mujeres ante la resolución en temas de violencia y femicidios.

Recordemos que fue él mismo quien aseguró que la mayoría de las llamadas de auxilio por violencia doméstica son bromas telefónicas, restándole importancia a los niveles récord de violencia contra las mujeres.

Finalmente, y con el mismo peso de afectación a la población femenina, se encuentra el de la despenalización del aborto; tema del cual el titular del Ejecutivo ha preferido mantenerse al margen, ignorando así una de las más grandes demandas de las mujeres, quienes se someten a procesos clandestinos, exponiendo su vida y su libertad.

«No debemos abrir esos debates, vamos a serenar el país… hay que procurar que se vaya resolviendo de la mejor manera posible. Tenemos casos importantísimos», responde AMLO ante el cuestionamiento de su postura ante el tema.

Es así como el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador pretende invisibilizar las problemáticas de género en una sociedad que día a día proyecta violencia, impunidad y corrupción.

TE PUEDE INTERESAR: A dos años del triunfo de AMLO, niños con cáncer siguen sin medicamentos

Te puede interesar:  Pagarían a inversores 34 mil mdp por cancelación del NAIM