LA BUENA

 

-Publicidad-

Widows – Dir: Steve McQueen

El cuarto largometraje del oscareado director Steve McQueen es una heist movie (película de robos, pues) donde un grupo de viudas cuyos maridos -una banda de ladrones profesionales- murieron dando un último golpe. Tras las violentas amenazas de un político local, Verónica (Viola Davis) decide ejecutar un plan que su marido había planeado pero que nunca llevó a cabo. Para ello recluta al resto de mujeres que viven situaciones desesperadas similares.

Hagan de cuenta que esto es un Ocean’s Eight (Ross, 2018) pero bien hecho. McQueen dirige con una soltura y una capacidad de recursos extraordinaria (estupenda cámara de Sean Bobbit) un relato que no se conforma con el simple relato del gran robo sino que explora todos los motivos de estas mujeres que van contra todo convencionalismo. McQueen mismo rompe varios esquemas del género, haciendo de esto una película urgente, con sentido del peligro, dinámica y una de las mejores de su breve pero tremenda carrera.

Algunos dicen que es su película más comercial, yo digo que no saben lo que dicen: no porque la película tenga explosiones y persecuciones en auto se convierte en cine comercial. McQueen vuelve a este cine de personajes condenados por sus propias pasiones, donde nadie está libre de culpa, donde todos deben algo pero donde también todos son capaces, así sea por un instante, de brillar en medio de tanta podredumbre.


 

LA MALA

Robin Hood – Dir: Otto Bathurst

La ópera prima del londinense Otto Bathurst es una película claramente por encargo que si fuera honesta habría abrazado la estética steam punk pero se queda en la fanfarronería barata de, a pesar de suceder en la Inglaterra medieval, la acción parece estar entre un Black Hawk Down (2001) y un The Dark Knight (Nolan, 2008).

Luego de irse a la guerra, el joven millonario (y guapo además) Robin of Loxley (Taron Egerton) regresa a casa sólo para encontrar que su novia ya anda con otro y que el gobierno ya le bajó todas sus pertenencias (so pretexto de pago de impuestos retrasados). Montado en cólera, decide recuperar lo perdido y para ello se convierte en este vengador enmascarado, buenísimo con el arco y flecha (al que literal maneja cual si fuera una AK-47) y además es ayudado por un moro (Jamie Foxx) al que salvó la vida en la guerra y quién se convertirá en su entrenador.  

Si todo esto les sonó a Batman Begins (Nolan, 2005) es porque queda claro que la inspiración de Bathurst es justo el Batman de Nolan, emulando incluso ciertas escenas de las primeras dos Batman de aquel director. Palomera a más no poder, es imposible tomar en serio esta película donde uno esperaría el momento en que los actores rompan en carcajadas y digan “¿qué clase de estupidez estamos haciendo?” Eso si, es la película ideal para ir a matar el rato, poner el cerebro en neutral o ir con la novia y darle sus buenos besotes.


 

Te puede interesar:  “Instituto Robin Hood” que propone AMLO ya existe: se llama SAE

LA FEA

Familia al Instante – Dir: Sean Anders

Lo realmente feo es que descartaran esta película nomás porque sale Mark Wahlberg. La película trata sobre una pareja joven de profesionistas de clase media alta (Wahlberg y Rose Byrne) quienes deciden que en vez de tener hijos mejor adoptarán a uno.

Así, la cinta nos va llevando de la mano por todo el proceso de adopción (gringo) haciendo énfasis en las responsabilidades, emociones y en general todo lo que implica abrirle la puerta a un niño proveniente de otra familia rota.

Con mucho humor (a veces incluso humor negro), tratando hasta donde puede de no caer en la cursilería, Familia al Instante es una cinta agradable, que no recurre al chantaje sentimental y en donde destacan las mujeres, desde las abuelitas (que todo lo saben y a las que no les inquieta el hecho de que sus hijos adopten) hasta la adolescente, Isabela Moner, quien por instantes se roba la película.