México.- El 15 de mayo del año pasado, la Asociación de empresarios y profesionistas de México A.C organizó un homenaje a Naasón Joaquín García en el Palacio de Bellas Artes, hecho que causó conmoción, ya que nunca se había utilizado dicho recinto para rendirle homenaje a un líder religioso.

Sin embargo, lo que causó más controversia es que funcionarios de la Cuarta Transformación acudieron al homenaje que se le hizo al entonces líder de la Iglesia La Luz del Mundo, ahora detenido en Estados Unidos por varios delitos relacionados con abuso sexual de menores.

Entre los políticos que acudieron estaban Martí Batres, entonces presidente del Senado de la República, y Sergio Mayer, presidente de la Comisión de Cultura y Cinematografía de la Cámara de Diputados.

Resulta curioso y, hasta cierto punto, lamentable darnos cuenta que el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador culpa al neoliberalismo del caso del feminicidio de Fátima, niña de 7 años que fue hallada muerta y con signos de tortura en la alcaldía Tláhuac, mientras que en otros caso homenajean a pederastas en uno de los recintos más importantes de México. 

Te puede interesar: Martí Batres le echa la culpa al neoliberalismo por feminicidios

Te puede interesar:  En Tecámac, sujeto mató a golpes a una pequeña que no dejaba de llorar