Este jueves la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y otros grandes productores del recurso energético que no pertenecen a la misma se reunieron para acordar un recorte en la producción del hidrocarburo.

Por la situación que se atraviesa con respecto a la pandemia de coronavirus, la reunión se dio por videoconferencia y tenía como propósito resolver la crisis de precios petroleros actuales. 

-Publicidad-

Para México, la encargada de estar en la conferencia fue la titular de la Secretaría de Energía (Sener), Rocío Nahle, quien señaló que “los países trabajamos en lograr consensos para la estabilización del petróleo”.

Después de varias horas de conferencia, resultaba sorprendente que, pese a que la mayoría de los países ya habían aceptado el acuerdo para recortar la producción de petróleo, México es el único que se encuentra en total negativa.

Dicho acuerdo establece que México reduzca su producción en 400 mil barriles diarios; sin embargo, Nahle se ha negado e incluso, señalan fuentes, se salió de la videoconferencia para consultar la acción con el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Ante tal decisión, varios medios y especialistas han manifestado que México cometió un grave error.

Incluso Irán, uno de los mayores productores de petróleo, sugirió sacar a México del acuerdo con la OPEP y repartir los 400 mil barriles que le correspondían entre otros miembros.

Cabe señalar que hasta Venezuela apoyó la iniciativa de Arabia Saudita y Rusia en la 9na Reunión Extraordinaria OPEP+.

Te puede interesar:  Reabrirán 7 ductos para normalizar abastecimiento de gasolina