La dirigente nacional de Morena, Yeidckol Polevnsky no deja de meterse en problemas gracias a la incontinencia verbal que ha demostrado desde la conformación de la 64 Legislatura en el Congreso y, ha evidenciado una total intolerancia a las críticas, así como una pelea interminable con el senador Ricardo Monreal.

Y es que en entrevista para el diario El Universal, Citlali Ibáñez aseguró que el zacatecano puede opinar sobre el Senado, pero no sobre Morena y mucho menos, meterse en las decisiones del partido.

El coordinador en el Senado del partido fundado por el presidente Andrés Manuel López Obrador, puede y debe opinar sobre los que pasa al interior de dicho instituto político; es más, aunque no perteneciera al mismo.

Parece que la libertad de expresión no es propiamente una virtud de Yeidckol Polevnsky. Se parece mucho al autoritarismo demostrado por varios años por parte de AMLO cuando era dirigente nacional de Morena.

El senador Monreal puede opinar sobre el Senado, no sobre Morena y no puede meterse en las decisiones del partido, él es senador y lo que le corresponde es coordinar al grupo parlamentario, porque es su tarea. Se han equivocado al querer tomar atribuciones que no les corresponde”.

Una declaración que evidencia el hartazgo de Polevnsky hacia cualquier opinión que no le parezca. Las críticas hacía su presidencia en Regeneración Nacional son varias y de varios frentes.

Por lo pronto, Yeidckol asegura que algunas “sabandijas” se han infiltrado y piden que deje la dirigencia: “Yo estoy muy bien en el partido, muy contenta y trabajando mucho. Morena va muy bien”. ¿Discurso parecido al de “ya saben quién”?

MO