México.- No se conoce a cierta cómo inició la pelea interna entre Ricardo Monreal y Yeidckol Polevnsky. Pero todo el ecosistema de morena sabe que es una guerra política que no encuentra un límite.

La escalada de acusaciones entre estos dos funcionarios,  avanza a medida que se acerca la renovación de la dirigencia nacional.

Por su parte, LPO reveló que Marcelo Ebrard buscaba por estos días una salida elegante para la dirigente de Morena, y barajó un ofrecimiento para que ocupe la embajada de China.

Yeidckol respondió este fin de semana desde Tampico, en donde anunció que no se iría del país y que, en cambio, buscaría mantener su cargo. Aunque la mayoría de la militancia cree que Bertha Luján será su reemplazo.

Lo cierto es que ahora hay tres aspirantes, en un escenario que suele plantar, con gusto, el propio Andrés Manuel López Obrador. Un victorioso y un perdedor que legitime la contienda, para que no haya berrinches.

«Le voy a ganar al mequetrefe de Alejandro Rojas», fue la polémica declaración de Polevnsky en Tampico. La respuesta no se hizo esperar. Díaz Durán aseguró que nunca ofendió ni insultó a nadie:

«A Yeidckol no le he dicho lo que ella sí me ha dicho, ni Paquita la del Barrio echa tantos adjetivos. Dicen que denosté al partido pero no es cierto, yo critico a la dirigencia y la nomenclatura, otra cosa es Morena».

MR