México.-La mañana de este viernes, el presidente, Andrés Manuel López Obrador, debía tomar un vuelo que lo llevara a Torreón, Coahuila. Sin embargo, llegó tarde y tuvo que ser voceado para que no retrasara el viaje de los demás pasajeros.

De acuerdo con un vídeo publicado por El Universal, personal del aeropuerto de la ciudad de México, tuvo que vocear a AMLO porque estaban a punto de cerrar el vuelo a Torreón.

Seguramente, además de no contar con un avión presidencial, el hecho de que no cuente con las seguridad apropiada hace que se tenga que enfrentar al transito de la ciudad. El problema es que gracias a su impuntualidad otros deben esperar.

¿Si no hubiera llegado, habrían cerrado el vuelo?  ¿ O por ser el presidente habría que esperarlo?

Además, si no llegó a tiempo y los demás pasajeros ya habían abordad ¿Se les revisó apropiadamente para constatar la seguridad del mandatario? o se tuvo que retrasar de nuevo para realizar la revisión indicada.