Reino Unido.- El gobierno de Reino Unido aún no sabe si el Parlamento rechazará el acuerdo del Brexit que la administración de Theresa May pactó con la Unión Europea.

Un gran sector del Partido Conservador, así como los representantes del Partido Democrático Unionista, no están a favor del pacto, y todo parece indicar que la Primer Ministro, May perderá la votación, que en diciembre ya se aplazó.

Como consecuencia de lo anterior, es probable que el Brexit se posponga; porque un nuevo referéndum retrasaría la fecha de salida de la Unión Europea.

El gobierno puede pedir una extensión en el periodo de negociaciones —de acuerdo al artículo 50 del Tratado de Lisboa—, pero las elecciones europeas del 23 y 26 de mayo pueden dificultar esta acción.

Si se llega a retrasar tres meses el Brexit, se estaría ejecutando antes de la primera sesión del Parlamento Europeo después de los comicios, en julio; pero si la extensión se prolonga se tornaría complejo el encaje legal de Reino Unido en el bloque comunitario.

JZ