México.- En su primera visita a Puebla, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador lamentó en primer lugar, la muerte de la gobernadora Martha Érika Alonso Hidalgo y de su esposo, el senador Rafael Moreno Valle, sin embargo exclamó que “la vida sigue”.

¿Pero, porqué hasta un mes después de la muerte de los funcionarios, Andrés Manuel se presenta ante un próximo periodo de elecciones extraordinarias?

Muchos pensarían que se trata de darle promoción a su partido (Morena) al acudir específicamente a entregarles un Programa de Beneficios a la entidad, sin embargo,

el mandatario reconoció que no había visitado la entidad por el “ambiente” que se vivió en la elección del año pasado y que “fue muy cuestionada”. Elecciones en las que resultó ganadora Martha Érika Alonso por el PAN y de las cuales, AMLO calificó como antidemocráticas.

No obstante, López Obrador señaló que fue una tragedia lo que ocurrió hace un mes cuando se desplomó el helicóptero donde viajaban la gobernadora, el senador, dos pilotos y un asistente del legislador y, por otra parte felicitó al Congreso del estado por haber nombrado a Pacheco Pulido como gobernador interino con mayoría legislativa, incluido el PAN.

“No hubo ningún voto en contra, esto dice algo, esto habla de que el licenciado Pacheco Pulido es un buen perfil”.

¿Morena habrá llegado a un pacto con Puebla?

MR