Ciudad de México. Las desgracias le siguen cayendo como cascada a Alejandra Guzmán. Después de que se dieran a conocer los problemas que tiene con su hija, Frida Sofía, ahora un grupo de hombres se metieron a su casa de Tlalpan para robarle su vehículo, algunos objetos de valor y dinero.

El pasado sábado 08 de junio cuando uno de los empleados de la rockera llegó al domicilio fue interceptado por uno de los ladrones quien tenía su arma escondida dentro de un ramo de flores, para que el trabajador no avisara ala polciia, le cubieron la cabeza y le amarraron manos y piernas con cinta canela.

El automóvil de la cantante fue recuperado en un centro comercial ubicado en la alcaldía Xochimilco, mientras que las autoridades han iniciado una carpeta de investigación por los delitos de robo a cas ahabitación con violencia.

Hasta el momento Alejandra Guzmán no ha dicho nada el respecto, ya que se encuentra promocionando su mas reciente sencillo «Mi enfermedad», un cover de Andrés Calamaro.

EHS