México. Los representantes del sector empresarial consideran que la forma en que fue aprobada la reforma laboral en la Cámara de Diputados, puede ocasionar trastornos en la operatividad, productividad y competitividad de las empresas.

El presidente de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), Francisco Cervantes, dijo que si la Cámara de Senadores aprueba esta ley se afectará a las empresas afiliadas a las 110 cámaras y asociaciones que representa.

A esto se unió Enoch Castellanos, presidente de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra), quien señaló que hay dudas sobre las funciones del tribunal laboral autónomo, y que un órgano tripartita en centro de registro y conciliación entre empleados y empresas.

“El tripartidismo es algo que se ha empujado desde la Organización Internacional del Trabajo, y lo tenemos desde hace más de un siglo, trabajadores y patrones debemos estar representados en la conciliación”, declaró.

Explicó que hay planteamientos que ponen en riesgo la estabilidad de las empresas, como dejar sin asesoría el derecho de quienes no pertenecen a ningún sindicato, así como la posibilidad de múltiples contratos colectivos de trabajo en las empresas.

Por su parte, José Manuel López Campos, presidente de la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo (Concanaco Servytur), sostuvo que aunque la reforma laboral responde a los compromisos que firmó México en el T-MEC, en algunos puntos se rebasan los alcances de las propias leyes laborales de los socios comerciales.

Algunos puntos que preocupan a López Campos, son el voto del trabajador para la afiliación, la libertad de afiliación sindical y la obligación de empresas y sindicatos por el respeto a esa decisión.

MEVS