México.- Decenas de pacientes y empleados del Centro Integral de Salud Mental (CISAME) intentarán reunirse con el presidente Andrés Manuel López Obrador, para frenar el recorte presupuestal de más de 10.5 millones de pesos que le impediría mantenerse en operación.

Los pacientes y empleados, así como Virginia González Torres, directora del Centro, realizaron una manifestación desde San Jerónimo hasta la Secretaría de Salud.

Afuera de la dependencia federal, los manifestantes pidieron ver al secretario de Salud, Jorge Alcocer Varela, para pedirle que frene la reducción que asciende a 10 millones 499 mil 631 pesos, de acuerdo con documentación que presentó la directora del Cisame, pero no obtuvieron respuesta.

De acuerdo con la directora del Cisame, con este recorte no podrían pagar los materiales para hacer encefalogramas, pruebas de laboratorio, mantenimiento, servicio de agua, gas, limpieza y seguridad, durante 2019, por lo que se prevé el cierre del centro.

AR