México.- Este miércoles 6 de febrero, la actual dirigente nacional del Partido Revolucionario Institucional (PRI),  Claudia Ruiz Massieu, aseguró que en el tricolor saben de la urgencia de recomponerse.

Por ello han tomado la decisión de renovar su dirigencia nacional con el voto directo de sus seis millones de militantes, a quienes convocarán a las urnas para definir quiénes encabezarán al partido durante los próximos cuatro años.

Massieu aclaró que de cara al 90 aniversario del partido, el próximo 4 de marzo, el PRI, en su calidad de oposición al actual gobierno federal y tras la derrota electoral del año pasado, también tiene la oportunidad de rehacerse.

“Si queremos seguir siendo protagonistas, estamos obligados no a pensar en el pasado, sino a pensar en el futuro”, expresó.

Agregó que más que “pedir perdón por los errores anteriores, los priistas tienen que mostrar diariamente que son una oposición crítica, pero capaz de construir y, sobre todo, que son intachables”.

Cabe recordar que del mismo modo que ocurrió tras la derrota presidencial del año 2000, cuando las bases eligieron a Roberto Madrazo y a Elba Esther Gordillo para la dirigencia nacional, el tricolor abrirá sus procesos internos para que la militancia sea la que tome la decisión sobre sus próximos líderes.

“Para la renovación de dirigencia, toda la convicción del CEN, mía como presidenta, de Arturo Zamora (secretario general), de todo el equipo, es de continuar con esta línea, abrir el partido a que la militancia tome las decisiones. Vamos a elegir una nueva dirigencia mediante un método democrático de participación directa de los priistas, emitiendo su voto para definir quién va a dirigir el partido los próximos cuatro años”, manifestó.

“La intención, aseguró, es “darle certidumbre a quienes quieran participar de que hay claridad en las reglas y de que la organización será lo más transparente y de lo más pulcra, para que los priistas sepamos que nuestro voto contó y que es el de la mayoría del priismo el que le dará el triunfo y la legitimidad a una futura dirigencia para estar al frente del partido los próximos cuatro años”.

Con el peso del partido en sus manos, dijo tener claro que si en las décadas anteriores fueron un partido de masas, en adelante buscarán “ser un partido de ciudadanos, que son más exigentes y participativos”.

MR