México. El jefe del Ejecutivo, Andrés Manuel López Obrador, reiteró su compromiso de someterse a la Revocación de Mandato a la mitad del sexenio, dando así la oportunidad a los ciudadanos de decidir si él se mantiene o no al frente de la administración del país.

«El pueblo pone y el pueblo quita. Además para que no nos confiemos, no dejemos de trabajar, no pensemos que somos intocables por seis años y aunque no demos resultados no nos pueden quitar, yo sostengo que este es un buen principio democrático».

Aseguró que de no aprobarse la ley de Revocación de Mandato, su gobierno buscará una manera legal de realizar el ejercicio, y una opción sería a través de una consulta ciudadana.

«Y si no se aprueba la ley (de revocación de mandato), vamos a ver cómo le hacemos y de manera respetuosa, sin afectar el marco legal, con un ejercicio ciudadano se lleva a cabo… con una consulta», aseveró.

NGF