Un particular solicitó los documentos que sustentaron la declaración del presidente Andrés Manuel López Obrador sobre la supuesta falta de elementos para presentar presentar denuncias formales contra las personas involucradas en probables actos de corrupción en el proceso de construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM).

Tras las declaraciones de AMLO, ahora la Oficina de la Presidencia de la República deberá entregar dicha información en la que se basó el primer mandatario en enero pasado, así lo resolvió el pleno del Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI), que determinó que la incompetencia que declaró la Presidencia para no dar respuesta a la solicitud es improcedente.

Al exponer el caso, el comisionado Joel Salas indicó que la oficina presidencial tiene entre sus atribuciones proveer al jefe del Ejecutivo de la información y datos necesarios para sus actividades, toma de decisiones y formulación de mensajes.

Además de coordinarse con las diversas dependencias y entidades de la administración pública federal para acercar al presidente los elementos necesarios para el desempeño de sus funciones.

Es decir, una vez más se evidenció la falta de coordinación, comunicación e ineptitud dentro del equipo de colaboradores dispuestos a la Cuarta Transformación.

MO