México.- Luego de que el presidente Andrés Manuel López Obrador arremetiera de nueva cuenta con el término «fifí» en contra del diario Reforma, tras dar a conocer este miércoles que la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, cuenta con un penthouse en la ciudad de Houston, Texas, pocos periodistas fueron los que criticaron tal postura.

Y es que, pese al enojo de Sánchez Cordero quien acusó al periodista José Díaz Briseño de no preguntarle primero por qué no aparece dicha propiedad en su declaración, AMLO aseguró que son medios que desinforman a la población.

Por lo que el periodista Ricardo Alemán, junto a otros –pocos– comunicadores criticaron la actitud del primer mandatario y se solidarizaron por la libertad de expresión.

«Esos términos son la señal de ataque para los bots (fifí). A nosotros nos tiran todos los días las páginas, a Reforma también, es lo que hacen los dictadores y ningún periódico hizo una nota, porque todo mundo cree que a ellos no les va a pasar. Vergonzoso que los medios callen«, recriminó Alemán.

Por su parte, Carlos Loret de Mola también se refirió al tema: «‘Reforma’ sí publicó datos reales sobre el penthouse de Olga Sánchez Cordero en Houston (…) la libertad de expresión debe respetarse”, aseguró.

Contrapeso Ciudadano #Carlos Loret

#ContrapesoCiudadano Carlos Loret expresa su apoyo para respetar la libertad de expresión y dice que; "México no esta para lastimarla, ni perderla".

Posted by Contrapeso Ciudadano on Thursday, February 7, 2019

El director de la revista Etcétera, Marco Levario también se pronunció al respecto y aseguró que «hay una estrategia en las redes sociales para acallar las voces críticas al gobierno, el ejemplo de hoy son los ataques contra el diario @Reforma con el TT #ReformaTodoLoDeforma«.