Peter Brook, creador teatral nacido en Londres en el año de 1925, ha sido ganador del Premio Princesa de Asturias de las Artes 2019. Esto, gracias a su condición de «maestro de generaciones», así mismo también ha sido considerado como «el mejor director del siglo XX». Según el jurado, Brook «abrió nuevos horizontes a la dramaturgia contemporánea de manera decisiva al intercambio de conocimientos entre culturas tan distintas como las de Europa, África y Asia”.

Brook sería la cuarta persona ligada a las artes escénicas que recibe este premio. Anteriormente habían sido premiados  Fernando Fernán Gómez (1995), Vittorio Gasmann (1997) y Núria Espert (2016).

El galardonado de 94 años calificó al premio como «caído del cielo». Cabe destacar que sigue activo y es un figura clave para comprender el teatro moderno. Tiene dos obras emblemáticas el Marat-Sade que montó en 1964 en Londres y su monumental Mahabharata que dura nueve horas, que estrenó en 1985 en París y después en una cantera de Aviñón.

Estas obras marcaron un antes y un después en las prácticas escénicas. El primero por ser revolucionario y el segundo por estar basado en la gran epopeya india.

Cabe destacar que el tratado publicado en 1968, llamado El espacio vacío se volvió lectura obligada en todas las escuelas de arte dramático. Es considerado uno de los textos fundacionales en el teatro moderno.

Durante la década de los 40, fue director de Royal Opera House; hacía los sesenta, se unió
a la Royal Shakespeare Company.
En la década de los setenta, comenzó a vivir en París, donde fundó el Centro Internacional de Investigación Teatral, compañía que le ha permitido viajar por todo el mundo.
También podría interesarte;
EC