En esta ocasión “El papa” Francisco clausuró el pasado domingo una cumbre extraordinaria sobre la prevención de abusos sexuales del clero comprometiéndose a enfrentar a los agresores con “la ira de Dios”, a poner fin al encubrimiento de sus superiores y a priorizar a las víctimas de este “descarado, agresivo y destructivo mal”.

Sin embargo, la falta de medidas concretas decepcionó a las víctimas, de este desafortunado delito.

Las víctimas han considerado las propuestas del pontífice como “genéricas” y mil veces repetidas.

Pero ¿en qué momento se pretende entregar a la Justicia a los responsables?

Por su parte, una de las víctimas de nombre Hurtado denunció abusos sexuales en el pasado por parte de un monje de la abadía de Montserrat (España), y es uno de los portavoces de Organización Global de Víctimas (ECA).

El papa Francisco realizó sus declaraciones al final de una misa ante 190 obispos y líderes religiosos que fueron citados en Roma luego de que la aparición de nuevos escándalos de abusos provocó una crisis de credibilidad en la jerarquía católica y en el propio liderazgo del pontífice.

El Papa jesuita destacó que la gran mayoría de los abusos sexuales ocurren en el seno de la familia y ofreció una visión global del problema social que suponen el turismo sexual y la pornografía en internet, en un intento por contextualizar lo que, según dijo, fue un tema tabú en su día.

Te recomendamos leer:

AMLO perdona a pederastas

¿Tema tabú o una realidad?

“Este tipo de agresiones a menores son todavía más escandalosas cuando ocurren en la Iglesia católica porque es totalmente incompatible con su autoridad moral y credibilidad ética”, agregó la víctima.

¿Usted qué opina?

MR