México. Desde que inició el sexenio del presidente Andrés Manuel López Obrador, han fallecido cuatro opositores del comandante supremo del partido político Morena. Todos ellos se han manifestado en contra de los proyectos del mandatario. 

Las circunstancias de los fallecimientos de estos políticos no se han aclarado, aunque tampoco hay indicios de que se haya tratado de crímenes de Estado.

Los opositores caídos en este sexenio son: Rafael Moreno Valle, Martha Érika Alonso, Carlos Martín Bringas y Samir Flores. 

Los primeros decesos que ocurrieron fueron los de la gobernadora de Puebla Martha Erika Alonso y su esposo Rafael Moreno Valle quienes fallecieron el 24 de diciembre de 2018 en un accidente aéreo. El helicóptero en el que viajaban de desplomó en el cerro de Chimenea del Chacuaco en el poblado de Santa María Coronango, Puebla.  

La pareja pertenecía al Partido Acción Nacional (PAN) y Martha Erika, ganó las elecciones a la gobernatura de la entidad federativa, pero el candidato de Morena, Miguel Babosa, impugnó la elección y durante ese proceso Martha Erika, pidió al presidente no intervenir en la decisión del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF). Luego de tres meses de análisis de pruebas, el TEPJF confirmó el triunfo de la Alonso, y los morenistas alegaron fraude. Posteriormente AMLO dijo que no visitaría Puebla ya que no sería prudente: “vamos a esperar. Vamos a esperar a ver qué pasa”, dijo.

El segundo caso fue la muerte de Carlos Martín Bringas, quien el pasado 18 de enero fue hallado sin vida al interior de su vehículo, en el Parque Industrial Mielera ubicado en Bulevar San Pedro, Torreón. Cabe señalar, que tenía un disparo en la cabeza y en la mano portaba un arma de fuego calibre 38. Las autoridades informaron que se realizarían las investigaciones para descartar un posible suicidio y hasta el momento no se sabe nada más del tema. 

Su hermano Pedro Martín Bringas, arremetió contra el hoy jefe de Estado, durante el periodo electoral en el que dijo a través de un video: “Andrés Manuel López Obrador, un tipo que no entiende ni la o por lo redondo, que no arregla un café, que no sabe de finanzas, yo voy a votar por Anaya”. 

Y por último se le suma el asesinato de Samir Flores, que ocurrió en este miércoles en la mañana. De acuerdo a los reportes iniciales, el líder opositor a la termoeléctrica en Morelos, fue atacado en su domicilio a balazos por un grupo delictivo llamado “Comando Tlahuica”. Los hechos ocurrieron alrededor de las 5:00 horas en el municipio de Jonacatepec, pero José Antonio Ortíz Guarneros, secretario de Seguridad del estado, confirmó que dicho grupo delictivo ya no operaba en Morelos. 

El día de ayer Samir asistió junto con otros compañeros al foro informativo con Hugo Erik Flores, superdelegado de Morelos, en el evento cuestionaron las afirmaciones que el gobierno había realizado sobre la termoeléctrica y el Proyecto integral Morelos, incluso ya había hecho posicionamiento respecto al tema, en el que señala que el discurso de descalificación y odio que realizó en Cuautla a los defensores de la tierra y el agua podían generar mayor violencia” y exhortó a que López Obrador, reconsiderara su posición y lo invitó a dialogar sobre el clima de hostilidad.  

GV