París.- Verter agua sobre la catedral de Notre Dame de Paris para extinguir las llamas, como ha sugerido el presidente estadounidense Donald Trump en Twitter y han pensado casi todos los parisinos que observaban horrorizados el fuego, no es una opción.

Traducción:  ”Es terrible presenciar este gigantesco incendio en Notre Dame de Paris, tal vez deberíamos usar aviones cisterna para extinguirlo, debemos actuar rápidamente”.

Pues según la Dirección General de Seguridad Civil, el peso del agua podría haber destruido, todavía más, el edificio.

”Dejar caer agua desde el aire en este tipo de edificio podría provocar el colapso de toda la estructura”, tuiteó Seguridad Civil.

MR