México. Esta mañana, durante la habitual conferencia, el presidente Andrés Manuel López confirmó lo dicho por  el secretario de Seguridad Pública, Alfonso Durazo, el mandatario aseguró que no hay indicios de que el autobús en el que viajaban las 22 personas que fueron secuestradas este fin de semana, en Tamaulipas, fuera custodiado por elementos de la Policía Federal.

«No hay indicios de que la Policía Federal fuera custodiando el autobús coptado en Tamaulipas que llevaba a migrantes», indicó.

Además, aseguró que continuarán las investigaciones, «porque no queremos que se reputan casos horrendos como San Fernando«. Dijo que la investigación se realiza para tener certeza, pues hay una hipótesis de que es una forma en la que los migrantes se introducen a Estados Unidos, por lo que «no es que desaparezcan, sino que cruzan la frontera» y aseguró que «se está investigando a fondo pero no tenemos indicios aún de que hayan desaparecido».

Indicó también que solo se cuenta con el testimonio del chofer, quien asegura que les fue cerrado el paso y los 22 migrantes fueron bajados del autobús.

NGF