La Haya. El fiscal general de Nuevo León, Gustavo Adolfo Guerrero expresó que el estado combatirá la delincuencia con «inteligencia y no con balas», gracias a la asistencia de la Comisión Internacional sobre las Personas Desaparecidas (ICMP, por sus siglas en inglés), dijo a la agencia EFE.

El fiscal general de Nuevo León aseguró que su equipo va a «combatir la delincuencia con inteligencia, no con balas. Una inteligencia bajo aspectos técnicos y científicos. Esa es la nueva realidad de la justicia en México».

Guerrero cifró en 2 mil 930 los desaparecidos desde 2007 en Nuevo León, al noreste de México, una problemática que se agudizó especialmente a partir de la guerra contra el narcotráfico iniciada a finales de 2006 por el entonces presidente Felipe Calderón, quien militarizó la lucha contra los cárteles de la droga.

Recurrirá a la ICMP, que tiene «conocimientos técnicos y científicos muy reconocidos y que ha intervenido en asuntos importantes de índole internacional de justicia en otros países», añadió Guerrero.

El fiscal reconoció que uno de los mayores problemas de la Justicia en México es la desconfianza de la ciudadanía hacia las autoridades, pues «en el pasado existía mucha corrupción y mucha filtración de la delincuencia organizada en los cuerpos policiales».

Añadió que su equipo hizo «un diagnóstico de cómo estaba la procuración de justicia en Nuevo León» y llegó a la conclusión de que, «de cada cien delitos que se cometen, únicamente se denuncian diecisiete».

NGF