México.- Ha llegado el día en que como lo prometió el presidente de México, se dio marcha atrás a la llamada “mal Reforma Educativa” y este martes 30 de abril, aún con los votos del PAN en contra, el Senado aprobó en lo general las modificaciones constitucionales que echan abajo la Reforma Educativa aprobada en el pasado sexenio de Enrique Peña Nieto.

Luego de un debate de más de cuatro horas en los que Morena rechazó que se haya cedido a presiones de grupos como la CNTE como lo habían señalado.

Cabe mencionar que la Reforma fue aprobada en lo general con 95 votos a favor, 25 en contra y dos abstenciones, aunque todavía falta su discusión en lo particular con más de 30 reservas.

En tribuna, la priista y presidenta de la Comisión de Ciencia y Tecnología, Beatriz Paredes, argumentó a favor el voto de su bancada, al señalar que aspiran a educación que sea palanca de desarrollo del país, que enriquezca la educación de los niños, que forme sus aptitudes y habilidades para que se convierta en un ser productivo e independiente, entre otras aspiraciones.

Además recordó que el artículo tercero constitucional ha tenido de 1917 hasta acá, 10 reformas que han incidido en el cuerpo de su texto.

En el debate señaló que se polarizó en la evaluación magisterial, pero esta reforma va más allá porque toca la rectoría del Estado en la conducción de la educación y la responsabilidad de la autoridad para que no abdique de lo que son sus obligaciones.

A su vez, el panista Gustavo Madero sostuvo que es una reforma meramente laboral, porque todo el tiempo se habló de devolver los derechos laborales a maestros, que no sería punitiva y no abrís sanciones, por lo que consideró que es un retroceso.

¿Usted qué opina?

MR