México.- Luego de la caída electoral del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y el debilitamiento del que era «el sindicalismo oficial», Andrés Manuel López Obrador trajo consigo a sus leales sectores obreros con el fin de sumar votos a su favor, por lo que parte de su popularidad se lo debe a los sindicatos vinculados con Morena.

Fin al charrismo sindical

Sin embargo ahora el presidente propone terminar con los “súper poderes” de los líderes sindicales, pues según él, ya está trazada la ruta para quienes ya no serán nunca más apoyados por el presidente electo (supuestamente).

“Va a haber democracia sindical. También que eso quede claro: libertad y democracia sindical. Ya que el gobierno no va a proteger a ningún dirigente sindical. ¿Quiénes van a elegir a los dirigentes? Los trabajadores”. Aseguró AMLO

Pero, entonces cómo es posible que los grupos encabezados por los morenistas Napoleón Gómez Urrutia y Pedro Haces Barba, quienes perfilaron la columna vertebral del movimiento obrero al aglutinar a 850 agrupaciones afines a liderazgos a favor de López Obrador, se encuentren impunes, en pleno nuevo gobierno luego de que se les acusa de haber robado al sector minero millones de dólares.

¿AMLO los seguirá protegiendo a pesar de que quiera terminar con el charrismo sindical?  

  • Sindicato Nacional Minero Metalurgico (SNMM):  

A pesar de que los mineros apoyaron a AMO buscando justicia para que los 55 millones de dólares que «se embolsó» Napoleón Gómez Urrutia sean devueltos a sus verdaderos dueños, resultó que en la Cuarta Transformación se vieron traicionados por AMLO, ya que el líder del sindicato (Urrutia) ahora funge como senador de Morena.

  • Coordinadora Nacional de Trabajadores por la Educación (CNTE):

La alianza de Morena con la CNTE se fortaleció durante la campaña de López Obrador para presidente y fue evidente que los viejos enemigos como Elba Esther Gordillo convivieron alegremente dentro del proyecto de AMLO, unidos por la promesa de echar abajo la reforma educativa a cambio de una red de apoyo al presidente, quien ahora les está disparando con su iniciativa.

  • Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM)

El líder de este sindicato, Carlos Romero Deschamps, ya había sumado en enero tres denuncias en su contra, pero al parecer AMLO lo ha seguido protegiendo.

“Nosotros no vamos a actuar si no tenemos elementos, si no hay denuncia, si no hay pruebas, y por lo que corresponde al gobierno le puedo decir, no existe una denuncia”, explicó AMLO en una de sus conferencias de prensa matutinas en Palacio Nacional.

Pero ahora con su nueva reforma, será capaz de enjuiciar a Deschamps por los delitos de los delitos que se le han imputado como peculado, delincuencia organizada, operaciones con recursos de procedencia ilícita, robo de combustible a Pemex, evasión fiscal, venta de plazas, discrepancia fiscal y nepotismo…

Entre otros sindicatos, AMLO ahora tiene una gran responsabilidad la cual se le debería exigir para que no se queden en más de lo mismo…

¿Será capaz de hacer el cambio que tanto pregona o a quién más seguirá protegiendo?

MR