Estamos por cumplir –los mexicanos todos–, los primeros 60 días del gobierno populista de Andrés Manuel López Obrador.

Y estamos por sobrevivir a la peor tragedia política, económica y social de la historia; una tragedia que puede llevar a la destrucción de la democracia mexicana.

Por eso también estamos padeciendo –los mexicanos todos–, el peor inicio de cualquier gobierno en la historia mexicana.

Y, ¿cuáles son las señales de esa tragedia anunciada..?

Todos conocemos las señales, todos las padecemos, pero también muchos volteamos para otro lado, porque no queremos ver los peores 60 dìas de la historia.

¿Lo dudan…?

1.- Nunca, en la historia, un gobierno en México había arrancado con casi 4 mil muertos producto del la violencia desatada por el crimen. Y, la cifra macabra es aún peor, si se contrasta con las promesas del entonces candidato, López Obrador, quien dijo que acabaría con ese flagelo. Mintió, hasta hoy.

2.- Nunca, en la historia de los arranques presidenciales, un gobierno había iniciado los primeros 60 días con casi 120 muertos, producto de la peor tragedia social. Y es que el caso Hidalgo enlutó no sólo a 120 familias sino al país entero y anunció el fracaso de la gestión de AMLO.

3.- Nunca, en los primeros 60 días, un gobierno había arrancado con la muerte trágica de una gobernadora, un senador y un puñado de alcaldes, además de tres periodistas asesinados. Y nunca la sociedad había sido tan apática a una tragedia como esa.   

4.- Nunca, en la historia de los primeros dos meses de un gobierno, el Estado se había robado –en promedio–, el 20 por ciento del monto total de las afores de millones de mexicanos –se estima que se trata de 200 mil millones de pesos robados por el gobierno–, del los ahorros de los ciudadanos.

5.- Y nunca la sociedad toda había sido indiferente a ese robo multitudinario, que convierte al de López Obrador en el peor saqueador de la historia.

6.- Nunca, en los primeros 60 días de un gobierno, se habían tirado a la basura casi 150 mil millones de dólares, de dinero publico, para cancelar una obra como el NAIM; la mayor construcción de infraestructura de la historia moderna.

6.- Nunca un gobierno había iniciado con el peor desempleo de la historia. En dos meses de la gestión de AMLO se han perdido más de 700 mil empleos; casi el 80 por ciento de los 800 mil empleos creados en los primeros 11 meses de 2017.

7.- Nunca, en la historia, un gobierno había generado una crisis de desabasto como la que hemos vivido en el segundo mes de la gestión de López Obrador; desabasto que ha provocado pérdidas millonarias a toda la industria, el comercio y los servicios.

8.- Nunca, en la historia, un gobierno como el de López Obrador había violentado tantas veces y de manera tan sistemática como como hoy, la constitución. Y el ejemplo más burdo es la ineficacia para aplicar la ley contra la CNTE; la mafia que ha paralizado al Occidente del país.

9.- Nunca, en sólo 60 días, un presidente había dicho tantas mentiras y había ofendido tantas veces a los ciudadanos con falsedades, difamaciones y calumnias.

10.- Y nunca un presidente se había pronunciado a favor de las dictaduras del continente como AMLO, que prepara su propia dictadura.

Y, en efecto, lo peor del caso, es que nunca la sociedad mexicana había estado tan ciega, sorda y tan idiota.

Se los dije.