México. La mañana de este jueves el presidente López Obrador presentó el Plan de Atención a las Instalaciones Estratégicas de Pemex, con el cual se pretende reducir el robo de hidrocarburos.

De acuerdo al Presidente de la República, el año pasado, Pemex perdió 60 mil millones de pesos por el robo de combustible y detalló que éste no se podría dar sin la complicidad del gobierno.

«El año pasado se robaron diariamente más de 600 pipas, lo mismo que en lo que va de este año (…) Significó una pérdida para Pemex del orden de 60 mil millones de pesos», dijo el Presidente.

López Obrador detalló que en el plan han intervenido 15 dependencias federales.