México. Rogelio Jiménez Pons, director del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur), dijo que las licitaciones para el Tren Maya serán abiertas y no adjudicaciones directas, cada uno de los ganadores de un contrato deberán hacerse responsables del mantenimiento de las obras por 30 años.

Así lo indicó el director de Fonatur tras reunirse con el presidente Andrés Manuel López Obrador, además reiteró que las bases de las licitaciones saldrán en tres meses.

«Debe ser abierta, garantizar que sea este un juego abierto, es una obra muy emblemática para el gobierno de la Cuarta Transformación, tenemos que hacer muy abiertas las cosas. Son 7 tramos de alrededor de mil 100 millones de dólares cada uno en promedio. Estamos hablando de casi 8 mil millones de dólares. Y salen los tres primeros tramos”, indicó Jiménez Pons.

Con respecto a que cada contratista se haga cargo del mantenimiento por 30 años, esto “garantiza que la obra se haga a pulcritud, porque si está mal algo, pues no cobras, entonces esto nos hace un sistema que va a garantizar un mejor estado de la obra”, señaló el director de la Fonatur.

Aunque todavía no hay un Manifiesto de Impacto Ambiental (MIA), Jiménez Pons insistió en que se respetará el impacto ambiental y que contarán con todos los estudios que sean necesarios conforme se avance en ellos y en los tramos donde aun no existen obras.