México.- Las bancadas del Partido del Trabajo (PT) en la Cámara de Diputados y en el Senado mostraron su desaprobación a las calificadoras, que tildaron de “neoliberales«, para manifestar su apoyo incondicional al presidente, Andrés Manuel López Obrador.

En su opinión, la calificación puesta por Fitch es un chantaje, esto ya que, de acuerdo con ellos, no es creíble que algo así ocurra cuando el gobierno se encuentra “combatiendo” el robo de combustible.

“O sea que para que tengamos contento al extranjero tenemos que vender el patrimonio nacional, permitir su robo, darle la espalda al pueblo… ¡pues que nos bajen las calificaciones!”, expresó el legislador Gerardo Fernández Noroña.

De tal manera, que al igual que AMLO, los integrantes del PT también han optado por desestimar la opinión de una de las más importantes calificadoras de bonos.

Cabe mencionar que por su parte, la bancada del PAN, ha exigido al presidente Andrés Manuel destituir al actual titular de Pemex, Octavio Romero Oropeza por considerarlo culpable de la actual situación.

“Lamentamos que el presidente no reconozca como seria las calificadoras, siendo que es una de las más reconocidas en el mundo. Nos preocupa que no escuche, que no esté asesorando bien. Por ello y ante todo lo que está pasando en Pemex, como la incorrecta estrategia de combate al robo de combustibles, los pocos resultados, la baja calificación, nos preocupa que al frente de Pemex No esté un experto en materia, sino un ingeniero agrónomo, amigo del presidente declaró Marko Cortés, presidente nacional del PAN.

MDJA