México.- El presidente Andrés Manuel López Obrador, defendió a parte de su gabinete luego de que el periódico El Reforma, diera a conocer un artículo en el que se menciona que Olga Sánchez Cordero,  Secretaria de Gobernación, no declaró la existencia de un penthouse en Houston. Sin embargo, en lugar de ayudar, solo demostró su capacidad para despotricar en contra de aquellos que lo cuestionan.

“No les pidieron nunca la declaración de bienes patrimoniales a Salinas, ni lo tocan ni con el pétalo de una rosa, pero, en fin. Eso es otro asunto, lo que corresponda a nosotros es aclarar todo, transparencia que es una regla de oro de la democracia”,mencionó AMLO durante su conferencia matutina

Pese a lo que se ha difundido, Sánchez Cordero presentó a tiempo su declaración patrimonial, finalmente esa era la indicación de Andrés Manuel. Por tal motivo, cumplió con su deber; pero la declaración del penthouse al ser información reservada tardará más tiempo en hacerse presente en el portal de Declaranet.

Por su parte, la titular de la Segob, un poco más mesurada en sus dichos, solo mencionó que ella dio la indicación al titular de la Dirección General de Responsabilidades y Situación Patrimonial de la Secretaría de la Función Pública (SFP), para que se hicieran públicos todos sus bienes desde el 30 de enero.

«Se incluía esta propiedad que saca el periódico Reforma que adquirí junto con mi esposo en el año 2009», mencionó sobre su solicitud al funcionario de la SFP, dirigida por Irma Eréndira Sandoval.

En contraste con el presidente de México, Sánchez Cordero fue respetuosa con sus respuestas a los medios de comunicación y sólo cuestionó que no se le haya preguntado su versión de lo ocurrido.

Mientras tanto, López Obrador se fue en contra de los medios de comunicación, nuevamente, e incluso terminó por embarrar al expresidente Carlos Salinas de Gortari, aplicando el clásico “si el pudo yo también”.