México.- ROMA, la película de Alfonso Cuarón es el retrato de un México antiguo, aquel que recuerda el director de cine junto a su familia y que retrató en cada escena y secuencia de la película que cuenta con 10 nominaciones al Oscar. Este filme, como recalcó el director mexicano, fue inspirado en su querida nana Libo, a quien le dio vida Yalitza Aparicio.

Mucho se ha hablado de cómo es que Cuarón fue cuidadoso con cada detalle dentro de ROMA, ya que fue muy meticuloso para que todo luciera exactamente como él lo recordaba.

Su trabajo fue tan perfeccionista que no le importó si Yalitza había estudiado actuación o tenía al menos una noción de cómo trabajar frente a una cámara, para él, la ahora tan aplaudida actriz tenía todas las características que buscaba.

Este fin de semana circularon en redes sociales un conjunto de fotografías de aquellas personas que inspiraron a los personajes de ROMA. Más allá de conocer finalmente a quienes fueron la razón de la película, lo que más llama la atención es la similitud entre estas personas de la vida de Cuarón con los actores que los interpretaron.

Libo/Cleo

Vía Excélsior

Según ha relatado Alfonso Cuarón, Libo llegó a trabajar a su casa en el año de 1962. Es una mujer de origen mixteco que vivía en Oaxaca. De acuerdo al director, ella solía platicarle historias sobre sus carencias y los momentos de hambre que tuvo que pasar.

Cristina/Sofía

Vía Excélsior

En la vida real, Cristina la madre de Cuarón (quien falleció en marzo de 2018) era una ingeniera química que tras convertirse en madre decidió abandonar su profesión para dedicarse de tiempo completo a su familia.

Abuela Teresa

Vía Excélsior

No hay muchas escenas de la abuela materna de Cuarón en ROMA, sin embargo, con lo poco o mucho que el filme nos muestra podemos darnos cuenta de que fue una señora siempre preocupada por su familia y que tenía un amor inmenso hacia sus nietos y su hija.

Profesor Zovek

Vía Excélsior

En México, por allá de la década de los 60, Francisco Javier Chapa del Bosque, conocido como el Profesor Zovek fue considerado el más grande escapista del país e incluso fue apodado “el Harry Houdini de México”. Lamentablemente este hombre murió en 1973 durante uno de sus actos.

MO