Hace unos días, del 8 al 11 de enero del presente, la Cámara de Diputados realizó 10 audiencias públicas para analizar el dictamen de reforma constitucional, que los mismos legisladores aprobaron sobre la Guardia Nacional.

Hubo múltiples intercambios de ideas, dudas, sugerencias y comentarios a favor y en contra, por parte de ponentes y legisladores.

Gran coincidencia sobre el grave problema de inseguridad que padece el país, de tal forma que retirar las fuerzas armadas del combate a la delincuencia dejaría en estado de indefensión al pueblo de México.

El dictamen ha sido revaluado y habrá de ser modificado, dentro del proceso legislativo, tomando en cuenta que:

1)El mando de la GN debe ser civil, no militar.

2) Deben delimitarse las competencias de seguridad pública en lo federal, estatal y municipal.

3) Haya una ruta de fortalecimiento de las policías.

4) Existan mecanismos de control jurisdiccional y legislativos de la GN.

5) Se presenten las leyes secundarias del uso de la fuerza, registro de detenidos y la ley orgánica de la GN.

6) Que la GN no signifique la militarización del país.

7) se revisen las facultades de investigación de la GN.

8) Se valore la letalidad del ejército en los enfrentamientos comparados con otros cuerpos de seguridad.

9) Que se apoye de manera transitoria o temporal en Ejército y Marina.

10) Definir los delitos que serán perseguidos por la GN.

11) Establecer los parámetros para evaluar la GN en 5 años.

12) Atender las recomendaciones de organismos internacionales.

13) Escuchar a las víctimas de la violencia o de violación a los derechos humanos.

14) Eevisar el art. 29 constitucional, sobre el estado de excepción.

En el próximo periodo extraordinario veremos de qué están hechos los legisladores y qué tipo de Guardia Nacional tendremos, pero de que va no hay duda alguna.

La Guardia Nacional será una institución de carácter civil, con estructura jerárquica, disciplina, capacitación y profesionalización homologadas con las fuerzas armadas. Dependiente de la Secretaría de Seguridad, bajo la dirección de una Junta de Jefes de Estado Mayor de las dependencias de Seguridad, Defensa Nacional y Marina.