En los 25 días que lleva laborando el actual gobierno, se han tomado, tanto por el presidente como por algunos de sus ayudantes, decisiones, verdaderamente trascendentes, y que en alguno u otro sentido impactan sobre la vida de todas y todos los mexicanos.

Por ejemplo, crear la guardia nacional para que, de aquí en adelante, el ejército asuma las tareas de la seguridad pública y, prácticamente, desaparecer en un proceso, todas las policías civiles sean del orden federal, estatal o municipal. Este es un asunto de extrema gravedad que conducirá, tarde que temprano, a sistematizar el uso de la violencia como el único medio para tratar resolver el problema de la delincuencia. Cuando en otros países se ha utilizado esta fórmula, invariablemente, aumentan los delitos y se agrava el hecho de la violación a los derechos humanos del conjunto de la población.

Hay otras decisiones absurdas como gastar, del erario, más de 100,000 millones de pesos solo para reafirmar que el presidente López Obrador es el que manda en el País. Nunca un acto de narcisismo había costado tanto dinero. Este hecho, lo saben, es la consecuencia, de la suspensión de las obras del aeropuerto en Texcoco.

Pero quizás la decisión mas equivocada y de mayores consecuencias negativas para el país, sea la derogación de la Reforma Educativa que se había aplicado como resultado de los acuerdos del Pacto por México. El presidente la deroga para satisfacer, primero, a uno de sus principales aliados políticos- electorales, me refiero a Elba Esther Gordillo, y junto a ella a los dirigentes de la CNTE. Ambos grupos, el de Elba Esther y la CNTE son enemigos en la disputa con el control del sindicato, pero les unifico la posibilidad, de que, con la reforma educativa, les quitasen sus canonjías, privilegios, pero sobre ello, les unifico la posibilidad de perder el control político que habían logrado sobre la educación básica y media.

Es de tal daño la decisión del presidente López Obrador que implica condenar a varias generaciones de niñas y niños a recibir una deficiente educación, y consecuentemente, obstaculizarles su desempeño en sus actividades, laborales, profesionales, vivenciales, posteriores. La Vida de las personas en México y en cualquier otra parte del mundo, será de bienestar o de malestar, dependiendo del tipo y la calidad de la educación que reciban en los primeros 15 años de su vida.

Gilberto Guevara Niebla es un destacado estudioso de la educación en México, y por ello fue nombrado, junto con otras personas, especialistas en temas educativo, integrante del Instituto Nacional para la evaluación de la Educación (INEE). Guevara Niebla junto con Eduardo Backooff fueron los coordinadores de un libro de nombre «La Reforma Educativa, avances y desafíos”, en el cual se plasma, precisamente, la importancia de la reforma educativa, a pesar de contar con fallas y con incumplimientos en la gestión administrativa del gobierno. Pero los autores resaltan:

» Que el punto de partida de la Reforma educativa 2013 fue la crisis en la educación nacional. Dicha crisis no era una conjetura o un mero testimonio, sino un juicio desprendido de la información que sistemáticamente arrojan las evaluaciones del sistema educativo nacional. Lo que México se proponía con la Reforma era transformar la educación, era crear elementos para superar la crisis lo cual implicaba superar las inercias conservadoras y renovar el sistema educativo mexicano en su conjunto o en gran parte de él. Es sabido, dicen los autores, que el sistema educativo (como está ahora) ofrece una gran resistencia al cambio».

Pues Guevara Niebla y Eduardo Backooff  acertaron en el análisis,  y además previnieron de las grandes resistencias que había para su aplicación, y seguramente conocían que esas resistencias vendrían, desde luego, de los intereses políticos y económicos resguardados por los dirigentes de la mafia sindical del SNTE y dela CNTE, de la alta burocracia inserta en los altos cargos directivos de la SEP,  pero quizás nunca imaginaron que la mayor resistencia conservadora provendría del propio presidente de la república, al grado de enviar, hace una semana,  una iniciativa para derogar la reforma y con ello volver a entregar la educación a esos intereses mafiosos.

¿Tiene lógica este comportamiento del presidente? No, desde el punto de vista educativo, pero si tiene una lógica política que es perversa. Privilegiar los intereses de los grupos políticos mafiosos enquistados en el SNTE y la CNTE y relegar, de nueva cuenta, el derecho de las niñas y los niños mexicanos a una educación suficiente, de calidad.

Jesús Ortega Martínez

PD: Uno de los autores del libro, Gilberto Guevara Niebla, es ahora subsecretario de educación en el gobierno que está derogando, precisamente, la reforma educativa. Él es el encargado de derrumbar al INEE, del que él fue parte y reconoció como el mayor aporte a la educación de calidad. ¿Como explicarnos tal incongruencia?