Huawei Technologies ha sido acusada de ser de recibir financiamiento de la Comisión de Seguridad Nacional de China, el Ejército Popular de Liberación y de una red de inteligencia estatal china, por la Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos (CIA) según el periódico The Times.

Y es que según The Times en China, por ley, «las empresas están obligadas a cooperar con sus sucursales de seguridad», lo cual atemoriza a los detractores sobre qué tan fácil sería instalar algún acceso en el software que permita espiar o alterar las comunicaciones británicas.

Ahora el gobierno británico piensa revisar su plan de introducir a China su tecnología G5 en  el próximo Consejo de Seguridad Nacional.

Hay que recordar que a principios de año, el servicio de inteligencia de Estados Unidos compartió sus preocupaciones con Gran Bretaña, Australia, Canadá y Nueva Zelanda, miembros de la alianza de inteligencia «Cinco ojos».

CA