Según los expertos en estudios bíblicos, la Navidad que viven católicos, protestantes y evangélicos es una leyenda creada a partir de la creencia que el mesías sería descendiente de David, nacido en Belén. Todos conocen la historia: la huida de María y José para evitar que Herodes matará al hijo de Dios.

Los evangelios de Marcos y Juan, hablan de Jesús a partir de su etapa adulta. Dan por hecho que el mesías nació en la pequeña aldea de Nazaret en la que se hablaba un dialecto del arameo por ser tan pequeña; el hebreo era una lengua de culto. No obstante, no dice que nació en un pesebre o rodeado de los reyes magos. Ningún texto evangélico habla del 24 de diciembre como fecha de nacimiento.

¿Por qué? la iglesia escogió porque era la gran fiesta romana en honor al dios Sol. La iglesia evangelizó a una festividad pagana, ¿por qué la festejamos? Porque el hombre debe tener un día para celebrar la vida, la paz, permitirse el perdón y fomentar la aceptación; sobre todo de los diferentes a uno mismo.

¿Nació en Belén? Antes a los judíos se les nombraba por el nombre del lugar de nacimiento, ¿acaso es Jesús de Belén? Todos los textos lo nombran Jesús de Nazaret.

CA