Irán. La organización militar Guardianes de la Revolución de Irán anunció hoy que derribaron un dron no tripulado de Estados Unidos, que realizaba operaciones de espionaje.

El dron se registró desde las primeras horas del jueves volando en la región de Koohe Mobarak, muy cerca del estrecho de Ormuz, zona estratégica para el tráfico de petróleo a nivel mundial. La Fuerza Aeroespacial del cuerpo militar se encargó de derribar el aparato que fue catgorizado como del tipo «Global Hawk».

En abril, la Guardia de la Revolución de Irán fue catalogada por Washington como una organización terrorista.

Hosein Salami, comandante en jefe de los Guardianes, afirmó que el aparato violó el espacio aéreo iraní, y que su derribo es un mensaje decisivo y claro para que Estados Unidos respete la integridad territorial, la seguridad nacional y los intereses de Irán, afirmó «Los defensores de las fronteras de Irán islámico mostrarán reacciones decisivas y directas a la agresión contra este territorio por parte de cualquier extranjero«.

Mientras tanto, el Ministerio de Exteriores también se manifestó contra la presencia del dron «Damos una advertencia decisiva contra la entrada ilegal de cualquier objeto o aeronave extranjeros en el cielo del país, y contra cualquier violación del territorio de la República Islámica».

Este suceso forma parte de un periodo de agudizada tensión que atraviesan las dos naciones; Washington ha manifestado su intención de enviar tropas y reforzar se despliegue militar de buques y misiles en el golfo Pérsico, debido a que culpa a Irán de dos ataques a buques cisterna y petroleros en el estrecho de Ormuz, autoridades iranís niegan su implicación en los ataques.

Es oportuno recordar que Irán decidió retirarse del acuerdo nuclear en 2015 por lo que Estados Unidos le impuso sanciones en el sector petrolero.

VR