El Servicio de Administración Tributaria (SAT), citó Alejandro Junco de la Vega, presidente de Grupo Reforma y a su esposa, Rosa Laura Elizondo, debido a que la empresa tiene una supuesta diferencia de 12 mil pesos en el ejercicio fiscal de 2015.  

El día de ayer los accionistas de este medio recibieron un citatorio en calidad de urgente para que se presentaran personalmente a las oficinas de la Auditoría Fiscal Federal en Nuevo León, sin embargo, no es frecuente que SAT llame a socios de Sociedades Anónimas, para que realizar supuestas aclaraciones fiscales mínimas y rutinarias.  

Cabe mencionar, que durante todo el tiempo que lleva Grupo Reforma nunca había citado a los accionistas, luego de que terminara la comparecencia la dependencia avaló la inexistencia de la supuesta “discrepancia fiscal”, el diario acusó al SAT de quererlos intimidar, debido a que la casa editorial ha publicado investigaciones y cuestionamientos hacia la nueva administración encabezada por Andrés Manuel López Obrador.  

Respecto al tema AMLO respondió que su Gobierno respeta la libertad de expresión y el derecho a disentir por lo que no persigue a nadie y que era una falta de respeto y una ofensa que señalaran que se llevara un acto de intimidación o persecución a el Reforma y aprovechó para negar las acusaciones y consideró que el tema tiene que ver con temas políticos. . 

Asimismo, dijo que Reforma “tiene una postura conservadora, que ha procurado no tocar al Salinas” además aseguró que es un diario neoliberal y que fue quien ayudó en el fraude electoral y que simuló combatir a la corrupción acusando a chivos expiatorios” y dejó claro que el SAT realizó un acto normal para hacer aclaraciones.  

Por último, el jefe de Estado, remarcó sí tiene diferencias con la casa editorial las cuales ha hecho públicas y también ha hablado de que es prensa Fifí y recalcó que lo seguirá haciendo.  

A lo que Reforma contestó de la siguiente manera: