México. Respecto a la liberación de presuntos delincuentes, el presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que él y su gabinete de seguridad revisan los casos de éstos, ya que después de tres o cinco días son liberados bajo el argumento de que no se cumplió el debido proceso.

“Se detienen a presuntos delincuentes y tardan tres días o cinco días y quedan libres, el argumento o la excusa es que no están bien integradas las averiguaciones, que no se cumplió con él debido proceso y que esto da pie para que un juez deje en libertad a un presunto delincuente que sale hasta riéndose, hasta festejando y burlándose de la autoridad“, aseveró.

Durante la conferencia matutina, el mandatario subrayó que no permitirá que los jueces y funcionarios de su gobierno estén al servicio de la delincuencia “nos convertimos en cómplice”, afirmó el jefe del Ejecutivo desde Palacio Nacional.