México.- De acuerdo con el presidente Andrés Manuel López Obrador, los funcionarios de su administración están obligados a desobedecer cualquier instrucción de sus superiores, e incluso de él mismo, siempre que sea una acción que vaya en contra de la ley.

«Si el Presidente pide algo indebido, ilegal, el servidor público tiene que decir ‘no’; la Cuarta Transformación significa eso, que haya dignidad para decir no», dijo durante su conferencia de prensa matutina.

López Obrador aludió al caso de adjudicaciones irregulares de contratos de medicamentos durante la gestión de José Narro al frente de la Secretaría de Salud.

El titular del ejecutivo federal sugirió a los funcionarios resistir las presiones de sus mandos y, en última instancia, renunciar, a fin de no ser partícipes de actos de corrupción.

«No lo mismo de siempre, ‘sí, sí señor, lo que usted ordene señor’, ¿qué hora son?, ‘las que usted quiera que sean, señor’; que se vaya eso por un tubo».

AR