México. La promesa sobre autosuficiencia alimentaria hecha por el presidente Andrés Manuel López Obrador,  se convierte en palabras al aire, ya que el apoyo a productores y agricultores se recortó, mientras que la importación de granos ha roto récord. Especialistas advierten que la reducción de apoyos aumentaría las compras al extranjero.

Contrario al discurso oficial de la autosuficiencia alimentaria, la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Seder), eliminó los apoyos a productores comerciales, que surten la mayor oferta.

Mientras que los recursos del programa Ingreso Objetivo, se otorgaron solo a cosechas con 50 hectáreas de riego y 100 hectáreas de temporal cuando hasta el año pasado los límites eran de 100 y 200 hectáreas.

Además se limitaron los apoyos a rendimientos por hectárea y se disminuyó de 75 a 50 por ciento los recursos para coberturas de precios en granos.

Por su parte, el Grupo Consultor de Mercados Agrícolas (GCMA), dijo que durante el primer bimestre del año pasado, la importación de granos básicos, se disparó un 17 por ciento anual, con 5 millones 375 mil toneladas, registrando un nivel histórico comparado con cualquier otro periodo.

Estas compras crecieron en la misma proporción registrando mil 456.3 millones de dólares, monto más alto desde 2012, hablando en términos de valor.

Juan Carlos Anaya, director del GCMA, dijo que “existe preocupación de los productores comerciales por las políticas diferenciadas, ya que no van con el objetivos de la seguridad alimentaria”. Además explicó que el crecimiento de la demanda de granos y oleaginosas deriva del mayor consumo pecuario, y en el caso del maíz a la mayor producción de jarabe de alta fructosa.

Las importaciones de todo el mundo de maíz, soya y trigo registraron los mayores aumentos en volumen al subir 23, 20 y 17 por ciento al cierre de febrero pasado. El reporte de GCMA, que analizó 12 productos, detalló que en particular el volumen de maíz amarillo adquirido a Estados Unidos aumentó 33 por ciento en el primer bimestre del año.

En tanto, ante la reducción de apoyos a la agricultura comercial, productores de Sinaloa, Chihuahua y Tamaulipas han realizado protestas y bloqueos.

Cabe recordar que durante su campaña electoral, López Obrador ofreció subsidios para los productores del campo además de buscar la autosuficiencia del país, con lo que sostuvo, se terminaría la migración para que “el mexicano pueda trabajar, pueda ser feliz donde nació, donde están sus familiares, dónde están sus costumbres”.

Además, firmó el compromiso con el Movimiento Plan de Ayala Siglo 21, y agregó que se dará un viraje a la política económica y aseguró que “ya no vamos a comprar en el extranjero lo que consumimos; vamos a producir en México todo lo que consumimos”.

MEVS