El tema del Fiscal General sigue causando controversia, ahora fue en el Senado, ya que el colectivo #FiscalíaQueSirva rechazó participar en la elección de éste, pues desde su perspectiva la Cámara Alta “es irresponsable” al acelerar dicho proceso.

Para el colectivo es inadmisible que no se cuenten con lo estándares internacionales, que son incluir en el proceso a la sociedad civil y académicos. Como consecuencia no asistirán a las comparecencias de los candidatos a Fiscal.

Otro punto por el que #FiscalíaQueSirva decidió hacerse a un costado, fue por la premura en las comparecencias de los candidatos, ya que en otros países cuentan con 45 minutos y en México únicamente les asignaron 15 minutos; “insistimos: los procedimientos acelerados no llevan a ninguna buena auscultación”, advirtió el colectivo.

En entrevista para Contrapeso Ciudadano el miembro del colectivo, Alfredo Lecona aclaró el porqué de su postura:Es la postura correcta. El colectivo planteó desde hace dos años la reforma al artículo 102 constitucional, que es una camisa de fuerza para realizar una designación acorde a los estándares internacionales y con verdadera auscultación de la sociedad hacia las candidatas y candidatos a Fiscal General. Las comparecencias son un paso, pero no así. No en 15 minutos por candidato sin posibilidad de preguntar. Parece una simulación para legitimar una decisión tomada”.

Por su parte la Junta de Coordinación Política debe elegir, al menos, a 10 candidatos; esta nueva terna debe ser aprobada por el pleno y se le enviará al presidente Andrés Manuel López Obrador, antes del 21 de enero, éste seleccionará a tres personas, que eventualmente comparecen ante el Senado, para dar paso a la designación del primer Fiscal General de este gobierno.

Cabe destacar, que el lunes 14 de enero iniciaron las comparecencias de los 27 aspirantes.

Dos nombres para un “Fiscal Carnal”

De entre los aspirantes destacan dos nombres Bernardo Bátiz Vázquez y Alejandro Gertz Manero, que comparten algo en común, ambos son cercanos al presidente Andrés Manuel López Obrador.

En entrevista para Contrapeso Ciudadano el miembro del colectivo, Alfredo Lecona aclaró el porqué de su postura:Es la postura correcta. El colectivo planteó desde hace dos años la reforma al artículo 102 constitucional, que es una camisa de fuerza para realizar una designación acorde a los estándares internacionales y con verdadera auscultación de la sociedad hacia las candidatas y candidatos a Fiscal General. Las comparecencias son un paso, pero no así. No en 15 minutos por candidato sin posibilidad de preguntar. Parece una simulación para legitimar una decisión tomada”.

Inclusive, Bernardo Bátiz —quien fungió como procurador de Justicia cuando AMLO fue jefe de gobierno capitalino— ha sido considerado, por la oposición, como el “favorito” del mandatario para ocupar dicho cargo, por lo que muchos creen que sería el “Fiscal Carnal” de la Cuarta Transformación.

“Parece que viene, efectivamente, la elección de un Fiscal Carnal. Desde antes de la campaña, AMLO anunció la terna de Bátiz, De Gyves y González Alcántara Carrancá. El último, al haber sido nombrado Ministro, dejó el lugar a Alejandro Gertz, todos son personas cercanas a Andrés Manuel. Preocupa que la política del punto final recaiga como política del primer Fiscal”, añadió el especialista en temas de seguridad.

Desde diciembre pasado, cuando a Gertz Manero lo nombraron encargado de la Procuraduría General de la República (PGR), #FiscalíaQueSirva se declaró en contra de tal designación, por su pasado (fue secretario de Seguridad en el gobierno de Vicente Fox) y su visión de mantener a los militares en las calles.

“Yo creo que será Bátiz o Gertz. Del primero, sabemos que su postura personal es que el Fiscal debe ser parte del gabinete del presidente. No cree en la autonomía. Del segundo, tiene una visión de militarización de la procuración de justicia, pues es uno de los padres de la iniciativa de la Guardia Nacional. Cualquiera de los dos es una mala noticia”, advirtió Alfredo Lecona para este medio.

Para el colectivo #FiscalíaQueSirva el método de selección tan apresurado y con una alarmante crisis de inclusión —aunado a las par de preferencias de AMLO— no pueden garantizar una Fiscalía autónoma, eficaz e independiente.

Que en la elección del Fiscal General no se tome en cuenta a miembros de la sociedad civil y expertos en la materia, es un grave error, tanto político como social, sobre todo por la grave crisis que vive el país en el tema de la procuración de justicia. Todos perdemos si la designación de este puesto, tan importante, se toma a la ligera.