México. De acuerdo con información revelada por funcionarios del Gobierno Federal, desde hace cinco meses fueron intervenidos los números telefónicos de las hermanas Diana Karen y Samantha “N”, hijas de «El Ojos», identificadas como presuntas líderes y operadoras financieras del cártel de Tláhuac, quienes fueron identificadas por la Fiscalía General de la República (FGR).

Según la información, los números fueron identificados por la Seido, a partir de una carpeta de investigación que se inició en su contra por delincuencia organizada y secuestro. Ante esta investigación, dieron cuenta que las hermanas utilizaban los teléfonos tanto para sus tareas domésticas como para la compra y venta de droga.

Dicha carpeta no ha sido consignada, debido a que cuando se les detuvo, fue por otro delito, razón por la que fueron presentadas ante las autoridades ministeriales, y después a las judiciales.

Luego de estas intervenciones avaladas por un juez de control, a partir de noviembre de 2018 y en un lapso de seis meses, un agente del Ministerio Público Federal observó que Diana “N” recibía llamadas de un hombre identificado como Leonardo “V”, quien se hacía pasar por empleado de Izzi Telecom, con quien acordaba “servicios”, que según la FGR, eran para la venta y compra de droga.

Por su parte, la Juez de control, María Elena Cardona, dijo que la detención era legal y decretó prisión preventiva oficiosa, por lo que ordenó internar a las hermanas de manera temporal en Santa Martha Acatitla.

Asimismo, la juez consideró que la FGR aportó elementos suficientes que presumen que las imputadas conocidas como “La Princesa” y “La Sam” se relacionan con la venta y distribución de droga, además de la posesión de arma de fuego

MEVS