México.- La madrugada del 13 de enero, 6 personas resultaron lesionadas tras la explosión de un garrafón con 20 litros de combustible al interior de una vivienda en la ciudad de Guanajuato.

Según los primeros reportes, la familia había adquirido el combustible para poder abastecer uno de sus vehículos.

Tras la explosión, 2 personas más presentaron quemaduras en el rostro y 4 más tuvieron problemas de intoxicación. Además, se registraron pérdidas materiales debido al incendio que se dio después de la explosión.

Personal del cuerpo de bomberos en coordinación con Protección Civil Municipal trabajaron para sofocar el incendio.

La Secretaría de Seguridad Pública pidió a la ciudadanía no almacenar combustible al interior de sus viviendas, ya que pueden generar explosiones e incendios por no contar con las medidas de seguridad adecuadas.

AR