México. De acuerdo con autoridades, miles de unas 45 mil personas se manifestaron este domingo en Madrid por la unidad de España y contra de la política del Gobierno socialista  de Pedro Sánchez en la crisis con los independentistas de Cataluña, además de pedir la celebración de nuevas elecciones.

“Por una España unida, ¡elecciones ya!”, los manifestantes, se concentraron en la céntrica Plaza de Colón, a donde acudieron los líderes del conservador Partido Popular (PP), Pablo Casado, y de Ciudadanos (liberales), Albert Rivera, a los que se sumó el presidente del ultraderechista Vox, Santiago Abascal.

En declaraciones a la prensa, Casado denunció la “rendición socialista” y los “tratos bajo la mesa” que, a su juicio, ha desarrollado el Gobierno socialista de Sánchez, por lo que insistió en pedir elecciones generales.

En tanto, Abascal abogó por la suspensión de la autonomía en la región de Cataluña y acusó al gobierno de Sánchez de “traición”.

Los manifestantes convirtieron al presidente del Gobierno en diana de la protesta, con lemas y gritos como “Sánchez, traidor a la patria” o “Stop Sánchez. Elecciones ya”.

Al término de la concentración, se llevó a cabo la lectura de un manifiesto a cargo de tres periodistas, en el que se dijo que “la unidad nacional no se negocia” y que los españoles “no están dispuestos a tolerar más traiciones, ni concesiones”.

Pese a que las autoridades reportan una asistencia equivalente a 45 mil personas, los líderes del movimiento indicaron que lograron reunir por lo menos 200 mil manifestantes.