El problema es la impunidad, en la medida que no se investiga, no se sanciona, en la medida que no se sabe qué es lo que está pasando, los delincuentes arremeten contra la Policía amparados por la impunidad que es responsabilidad del gobierno”.

La violencia continúa al alza, y es que en tan solo dos meses del Gobierno de Andrés Manuel López Obrador, se han registrado 52 asesinatos de la policía federal, local, así como de la fiscalía y fuerzas armadas.

Tan solo éste lunes se registró el homicidio de cinco policías, cuyos cuerpos fueron encontrados dentro de un vehículo en Michoacán.

Cabe señalar que según lo recabado por diversos recuentos periodísticos, los 32 primeros homicidios fueron cometidos sólo en el primer mes del nuevo gobierno y 15 en enero de 2019 y ahora 5 en los que va del mes de febrero.

Los estados con esa problemática son Michoacán con 5 homicidios, Puebla y Guerrero, con al menos tres y Zacatecas, Querétaro, Oaxaca, Guanajuato y Chihuahua, todos con dos de esos casos.

No obstante, aunque los ataques a policías prevalecen, esta mañana el Gobierno de la Ciudad de México entregó el reconocimiento al policía del mes, así como la presentación de 3500 elementos a cuadrantes. Sin embargo no se les ha brindado protección.

La Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum encabezó el evento que se llevó a cabo en el Monumento a la Revolución, además estuvieron presentes el Secretario de Seguridad Ciudadana, Jesús Orta y Ernestina Godoy, titular de la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México.

Los funcionarios hicieron la entrega de reconocimiento y un incentivo económico de 50 mil pesos al Policía del Mes a Francisco Javier Martínez González, quien tras una denuncia ciudadana localizó y liberó a una mujer con discapacidad que se encontraba privada de su libertad.

En entrevista para Contrapeso Ciudadano, el ex subprocurador de la PGR, Maestro Jorge Lara indicó que aunque “todos los homicidios son actos que el gobierno debe de aclarar y debe de haber justicia, los homicidios a policías son doblemente preocupantes puesto que implican la vulnerabilidad de quienes brindan seguridad”.

Explicó que la sociedad confía en la Policía para estar segura “para que la familia esté segura, y si los policías no reciben apoyo y son vulnerables a los actos de violencia, pues  es un grave problema para la sociedad en su conjunto”.

¿Vale la pena que policías arriesguen su vida por 50 mil pesos?

“El tema de los incentivos me parece que sí es importante; además de dar premios y reconocimientos en efectivo, puede que se les de mejores herramientas para su trabajo, ya que sabemos que muchos de ellos tienen que pagar la gasolina de sus patrullas, sus uniformes, sus botas, etc. Entonces en realidad el incentivo se diluye ante la sociedad general a la que se enfrenta la policía de descuido por parte de los gobiernos”. Explicó.

MR