México. La compañía de aviones Boeing, anunció que en el primer trimestre del año los pedidos y entregas de aviones 737 MAX, se desplomaron debido a la inmovilización de las aeronaves en todo el mundo tras el segundo accidente que dejó un saldo fatal.

La empresa informó que en el mes de marzo. no recibió nuevos pedidos del MAX. En los primeros tres meses de 2019 Boeing tuvo 29 órdenes de 737, pero aparentemente solo fueron 10 del tipo MAX, versión más moderna de su jet más vendido.

En cambio, en el primer trimestre de 2018, Boeing recibió 122 pedidos de aviones 737, entre ellos 112 del tipo MAX, y sus principales compradores las aerolíneas Southwest Airlines y Ryanair de Irlanda.

A mediados de marzo, Boeing suspendió las entregas de los aviones MAX luego de que las autoridades suspendieran todos los vuelos cuyo avión era de este modelo. Por lo que las entregas en el primer trimestre de los modelos 737 y MAX fueron de 89 a comparación de las 132 en el mismo periodo del año pasado.

Asimismo la empresa anunció que reducirá su producción de jets 737 de 52 a 42 unidades mensuales. En tanto que las aerolíneas que tienen cerca de 400 jets MAX ya cancelaron sus vuelos.

Si la compañía logra resolver el problema en el software del MAX, y persuadir a las autoridades y pasajeros que la aeronave es segura, el desplome de entregas de aviones así como los daños financieros solo serían temporales.

Luego de los accidentes de dos modelos MAX en Ethiopian Airlines, y de Lion Air, Boeing reconoció que los accidentes fueron causados por la falla en un sensor que activó un sistema que impide la pérdida de sustentación cuando no era necesario, lo que provocó que los aviones fueran en picada, por lo que los pilotos no lograron recuperar el control, según la información recuperada de las cajas negras.

MEVS