México. Esta mañana, durante la conferencia matutina, el jefe de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), Santiago Nieto, informó sobre una campaña de propaganda negra contra el presidente Andrés Manuel López Obrador, en el proceso electoral de 2018, con el documental «El Populismo en América Latina»,  por lo que se presentará una demanda en contra de quienes lo produjeron y financiaron.

La serie documental producida por una firma que se presenta como La División, de la cual solo se conoce un trailer difundido por la televisora Imagen en su noticiario nocturno y en redes sociales causó revuelo durante 2018.

A su vez, en la publicidad se utilizaba la imagen de Andrés Manuel López Obrador, quien ese momento aún era candidato presidencial de izquierda y puntero en las encuestas, junto a ex presidentes latinoamericanos.

El documental está conformado por cinco episodios: el primero de ellos es una introducción; el segundo está dedicado a Juan Domingo Perón (Argentina); en el tercero se aborda a Getulio Vargas y a Lula da Silva (Brasil); el cuarto se enfoca en Hugo Chávez (Venezuela), mientras que, el capítulo final titulado «El redentor furioso» habla de Andrés Manuel López Obrador.

Javier García, productor ejecutivo y realizador de la serie afirmó que la serie no trata sobre el entonces candidato sino del populismo en América latina, a su vez, defendió el rigor de la investigación asegurando de la participación de académicos, investigadores, historiadores y políticos, quienes a través de testimonios explican porqué AMLO es considerado un líder populista, que tiene en común con los ex presidentes de diferentes países de América Latina y las repercusiones que esto ha traído a los países que se han visto inmersos en él.

El 27 de abril, García denunció  que «el candidato Andrés Manuel López Obrador está ejerciendo una presión ilegítima y antidemocrática para impedir que esta serie sea transmitida».

Y fue el mismo presidente quien, el 26 de junio sugirió a Alejandro Quintero, tomarse un Táfil, a quien llamo empleado de Carlos Salinas de Gortari y Enrique Peña Nieto y acusó que se trataba de una guerra sucia en su contra.

NGF