Luego de la incómoda situación que vivió el presidente de México con el periodista Jorge Ramos, el mandatario expresó su sentir con respecto a la conversación que sostuvieron en materia de seguridad, diciendo que a diferencia de Ramos, los periodistas que estaban presentes no solo son buenos periodistas si no que son prudentes porque “si se pasan, ya saben lo que sucede”, dijo.

Es increíble que en un país en donde los periodistas están siendo asesinados y que de acuerdo con el más reciente informe de Artículo 19, el Estado es la mayor amenaza que enfrenta la prensa mexicana; el presidente, Andrés Manuel López Obrador amenazara a los periodistas de México que lo cuestionan en la conferencia mañanera o bien que “lo critiquen”.

Para muestra, en 2018 se presentaron 544 agresiones contra periodistas reportadas en 2018 incluídos 9 asesinatos, en donde 230 fueron perpetradas por “agentes del Estado”; y en el 20 por ciento de los casos los responsables fueron autoridades federales.

Mientras tanto, en el caso del nuevo gobierno han sido asesinados siete periodistas en tan solo cinco meses y ¿así es como el señor presidente fomenta la agresión y censura en contra de la que llama “prensa fifí”?

Ante esto, periodistas, comunicadores y políticos reaccionaron en sus cuentas oficiales de Twitter, sentenciando la irresponsabilidad de la declaración:

Sin duda el Estado sigue siendo una amenaza para los periodistas… literalmente, aunque a todo esto AMLO siga diciendo que quiere justicia para la libertad de expresión.

MR