Sobre el Recuento Laboral en la Ley Federal del Trabajo:

Artículo 931.- Si se ofrece como prueba el recuento de los trabajadores, se observarán las normas siguientes:

I. La Junta señalará el lugar, día y hora en que deba efectuarse;

II. Unicamente tendrán derecho a votar los trabajadores de la empresa que concurran al recuento;

III. Serán considerados trabajadores de la empresa los que hubiesen sido despedidos del trabajo después de la fecha de presentación del escrito de emplazamiento;

IV. No se computarán los votos de los trabajadores de confianza, ni los de los trabajadores que hayan ingresado al trabajo con posterioridad a la fecha de presentación del escrito de emplazamiento de huelga; y

V. Las objeciones a los trabajadores que concurran al recuento, deberán hacerse en el acto mismo de la diligencia, en cuyo caso la Junta citará a una audiencia de ofrecimiento y rendición de pruebas.

Militarizan elecciones sindicales en Coahuila el pasado jueves 9 de Mayo, denuncia la Confederación de Trabajadores de México CTM. La Junta Federal ordenó la presencia del ejército.

Jamas en la historia del sindicalismo se había visto tal cosa, pues todo empezó con trampistas, desde que la Secretaría del Trabajo y Previsión Social le notificó en la noche a la CTM, que el recuento se llevaría a cabo en un Campo Militar a las 6 de la mañana. ¡Dios!

Los trabajadores fueron llevados a un campo militar en Ciudad Acuña, Coahuila, los militares resguardaron dentro y fuera el recinto, supuestamente para vigilar a los trabajadores que acudían a votar, lo que consideró la dirigencia de la Confederación de Trabajadores de CTM en Coahuila, que lidera Tereso Medina, como una cínica violación a los derechos laborales y humanos, porque el recuento se tenía que hacer en las instalaciones de la empresa, o en su defecto, en la junta de conciliación.

Es evidente, que el senador Napoleón Gómez Urrutia se vale de todos los medios para lograr consumar sus grandes hazañas, pues no es la primera ocasión que trata de arrebatar un Contrato Colectivo de Trabajo (CCT) con violencia, amenazas, y extorsiones a compañeros trabajadores y a empresarios.

Pero creo que ahora sí se les pasó la mano, Napillo y el Gobierno Federal,  pues fueron cínicos al mostrar su poder e intervenir en cuestiones laborales con la presencia del ejército para amedrentar a los trabajadores, y literal, así fue, según cuentan. Definitivamente, esta situación me pone a reflexionar sobre lo que se avecina en nuestro país en la cuestión sindical y laboral con la 4T.

¿Qué nos espera en el tema sindical en México?

Aquí les dejo unas definiciones, y les pido hagan sus propias conjeturas:

¿Qué es el totalitarismo?

El totalitarismo es una forma de Estado, una dictadura de tipo personal. El concepto de totalitarismo define a estados, ideologías, agrupaciones o movimientos donde se priva de la libertad y mediante el cual el Estado ejerce un poder de manera total sin respetar divisiones ni derechos individuales.

Características del fascismo:

Totalitarismo

En el fascismo, el Estado está presente en todos los aspectos de la vida de la gente, sin dejar abierto ningún canal para que puedan escucharse voces disidentes. La ideología todo lo penetra: el trabajo, la escuela, la juventud, los medios de comunicación, etc. La democracia y el voto se consideran métodos inútiles para llevar adelante un país, y obviamente, solo existe un partido político único.

Quizá sueno exagerada, pero sinceramente creo que vamos por el camino incorrecto. Quiero que sepan que lo recientemente acontecido, el recuento en Ciudad Acuña en un Campo Militar, es muy, pero muy preocupante, así como los asesinatos de líderes sindicales en días pasados. No quiero pensar mal, pero dan a entender que así piensan suplantar el sindicalismo tradicional con el de la 4T.

Deseo profundamente equivocarme, pues no me gustaría convertirnos en un país fascista, obvio, con la ayuda de nuestro presidente.

Creo que llegó el momento de unirnos como pueblo y evitar una catástrofe, pues todo pinta a que viviremos una pronta dictadura.

¡Así no AMLO!

Señor presidente, Andrés Manuel López Obrador, con todo respeto le digo, sus intenciones son claras y muy evidentes, pero sería usted un vulgar mentiroso y traicionero, si convierte a México en Venezuela.

Imagino, usted piensa que por su edad no sufrirá las consecuencias de sus malas decisiones y mentiras, solo le pido una cosa,  piense en Jesús Ernesto, de él usted aún es responsable.

Daniela Acosta.