Estados Unidos.- Lucero Guadalupe Sánchez López -también conocida como la “Chapodiputada”- señaló que está pasando “un infierno” en la prisión de Estados Unidos en la que está recluida, por lo que pedirá a sus abogados que soliciten sea puesta en libertad bajo fianza del delito de narcotráfico del cual se había declarado culpable.

De acuerdo con su abogada, Heather Shaner, durante su estancia en prisión, Lucero Sánchez ha pasado largos periodos de aislamiento sin recibir ninguna explicación, además de que no pudo tener contacto con ella y en repetidas ocasiones le negaron la comida y sus medicinas para la ansiedad.

El trato sufrido por Sánchez López fue el detonante para que la abogada Shaner solicite la libertad bajo fianza de su clienta, quien -recordó- no ha visto a sus dos hijos pequeños (cuyo padre, presuntamente es “El Chapo”), desde hace casi dos años, cuando fue detenida mientras trataba de cruzar a Estados Unidos por la frontera entre Tijuana y San Diego

AR