México. Esta mañana durante la habitual conferencia desde Palacio Nacional, el presidente Andrés Manuel López Obrador aseveró que la principal tarea de su gobierno es acabar con la corrupción, «los vulgares ladrones que se hacen pasar por funcionarios públicos que lo vayan pensando… serán despedidos».

Aseguró que con el ajuste del marco legal, la corrupción será mal vista por todos, por lo tanto habrá cero tolerancia con los funcionarios que se presten a ese tipo de prácticas, «fuchi con la corrupción», asevero.

Al inicio de la conferencia, el presidente agradeció a los senadores por su apoyo en cuanto a la aprobación de las reformas que permiten anexar la corrupción y el fraude electoral al catálogo de delitos graves. Con esto, será posible otorgar prisión preventiva a quien incurra en el delito.

Añadió que incluso el sistema migratorio se está limpiando de las practicas de este tipo, «somos muy perseverantes, somos muy tercos» y reiteró que su administración acabará con la corrupción en todos los sectores.

NGF